La motivación en el puesto de trabajo

Uno de los caballos de batalla de las empresas es la motivación de sus trabajadores ya que de ello depende que se trabaje mejor, haya un buen ambiente de trabajo y se consigan los objetivos propuestos. Si para el trabajador el único motivador es la remuneración económica entonces tiene un grave problema.

El trabajo de motivación no se puede abordar únicamente con componentes racionales, ya que fundamentalmente es emoción (ambas tienen el mismo significado = mover) y es por esto por lo que cuando un trabajador está motivado tiene fuerza y energía para hacer suyas las metas de su empresa, su equipo y luchar por alcanzarlas, lo que implica  un aumento de su satisfacción, se perciba como competente y exitoso y quiera implicarse nuevamente en la fijación de otros objetivos.

Hay mucho trabajo por hacer en las empresas pero cada trabajador también es responsable de su propia motivación, de trabajar sus emociones, sus impulsos, sus valores; su visión y misión personales también se encuentran implicadas.
¿Es posible alinear los objetivos y valores de los trabajadores con los de la empresa? No solo es posible,es  además una prioridad para conseguir la tan deseada motivación.

Aquí hay unos ejemplos del trabajo realizado por el equipo de BOBIMEX con su motivación. Los resultados: Increíbles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s