Sociología clínica entre lo racional y lo emocional para afrontar el conflicto.

La sociología clínica permite analizar y resolver problemas a través de la intervención, desplazándose desde el plano de investigación a la intervención.Consultoría

Herramientas como la observación y la escucha permiten explorar y entender aspectos como por ejemplo que lo social y lo psíquico se alimentan mutuamente al interiorizar lo social y redimensionarlo: personas con historia que a su vez son capaces de producirla, personas con cualidades propias y apropiadas que pueden cambiar a voluntad. Personas conscientes que actúan de manera inconsciente, actoras y autoras de su propia vida.

Dentro de lo colectivo se diseña lo individual dando lugar a la primera contradicción: quien soy y quien quiero ser, la individualidad y la pertenencia al grupo. Las decisiones se toman en este lugar creado por las contradicciones, espacio propicio para intervenir con herramientas de sociología clínica, comprenderlas así como los procesos que se generan, teniendo en cuenta que los conflictos no son ni buenos ni malos si no la expresión de las contradicciones existentes.

¿Cómo afrontar los conflictos? a través del análisis, la invención de respuestas para encontrar mediaciones frente a las contradicciones.

¿Cómo se interviene en este proceso? Mediante el registro de la reflexión y las emociones como medidoras de la subjetividad que nos informan sobre cómo vivimos, sentimos y experimentamos los fenómenos sociales, rompiendo el mito de que las emociones pertenecen a lo irracional y por tanto han de controlarse, gestionarse y eliminarse, por el contrario, pasan a ser protagonistas de nuestro trabajo.

Esta metodología se apoya en la escucha, en la subjetividad y la co-construcción y co-búsqueda de soluciones favoreciendo la implicación y la distancia.

En relación al ámbito laboral, las relacionales laborales existen previamente por lo que al asumir el puesto de trabajo, se asumen también los conflictos inherentes ya existentes en la organización; esta forma de trabajar nos permite tomar conciencia del engranaje institucional a través de dispositivos que se sitúan entre el juego y la realidad, lo inventado y lo real: investigación-acción, formación-acción y acompañamiento al cambio en las organizaciones por lo que de modo lúdico y cooperativo se pueden  dejar atrás los conflictos interpersonales comprender la lógica de la organización y sus contradicciones.

En definitiva, comprender la historia para intervenir o incidir directamente a través de la implicación y la distancia permite objetivizar la situación como producto de fenómenos sociales, grupales o de clase, o de cultura, y trabajar sobre experiencias subjetivas.

Pilar Contreras de Vera es licenciada en Ciencias Políticas y Sociología.

Consultora de personas y organizaciones en Esotex

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s